Mi larga sombra sobre el banco de la Alameda


Caminando junto a mi larga sombra, sin apuros, un atardecer invernal - enero 2014
Caminando junto a mi larga sombra, sin apuros, un atardecer invernal – enero 2014

Usualmente los fotógrafos “profesionales” descalifican este tipo de fotos, en que la sombra de quien capta la instantánea cobra protagonismo (y no hablemos de los críticos – en más de un “portal especializado” me han puesto verde con los comentarios negativos)

Sin embargo me gusta explorar las sombras largas que se dan apenas amanece o como en esta caso, cuando el sol se oculta; y en una tarde de invierno sin lluvia me parece que la luz resulta más favorable.

Así que aquí tienen, fotógrafos profesionales y críticos compulsivos, mi larga sombra para vuestro disfrute.

Anuncios

Con cara de bolsa (literalmente) Versión con suavidad de cachorrito


Autoretrato con bolsa en la cabeza, parte II de serie iniciada en la entrada anterior – esta vez suave y tierno, como el cachorrito que identifica la reconocida marca
Autoretrato con bolsa en la cabeza, parte II de serie iniciada en la entrada anterior – esta vez suave y tierno, como el cachorrito que identifica la reconocida marca

Puesto a ir por la vida con cara de bolsa, que sea con suavidad y ternura. Bolsa de lo que el mercadeo actual llama “marca premium“, ¿eh?, con mucha clase y calidad, nada de marcas blancas, de esas que suelen castigar con el rasposo en los sitios más inadecuados…

Y si, cara de bolsa pero muy amigable, como la versión joven del mejor amigo del hombre

Que si voy por la vida con cara de perro, la versión del cachorrito resulta más gentil ;(

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ver entrada anterior en este FotoBlog:

Con cara de bolsa (literalmente)

Con cara de bolsa (literalmente)


Autoretrato con bolsa en la cabeza - con las noticias que trae 2013, lo de ponérsele cara de bolsa a uno, no resulta extraño
Autoretrato con bolsa en la cabeza – con las noticias que trae 2013, lo de ponérsele cara de bolsa a uno, no resulta extraño

 

Y si, uno anda por la vida con cara de bolsa nomás. Pero con clase, ¿eh? Nada de mercadillos, ni del Mercadona de abajo, siempre apuntando alto, de “El Corte Inglés” hacia arriba. Y si, cara de bolsa pero ecológicamente resposable, para eso una recicla (y lleve el símbolo que así lo acredita en la frente)

De paso, ya voy listo para iniciar un “Harlem Shake” 😉

También, así no me confunden más con Brad Pitt ni me tildan de Pitbull ;(

Lo han dejado colgando a la intemperie


Papá Nöel el tenaz, bolsa en mano, persiste una y otra vez en seguir entregando regalos - para el, no hay riesgo suficiente que se lo impida.
Papá Nöel el tenaz, bolsa en mano, persiste una y otra vez en seguir entregando regalos – para el, no hay riesgo suficiente que se lo impida.

Hizo eficientemente su trabajo la pasada Navidad y ahora, apenas a horas de que sus Majestades de Oriente hagan el suyo, este pobre hombre aún cuelga, precariamente, en el vacío, a merced de los elementos. Con los vientos fuertes de por estos días, le he visto darse un porrazo tras otro, y amenazar peligrosamente con caer de una vez por todas.

Si tuviera que ilustrar el viejo dicho “le quitaron la escalera y lo dejaron colgando de la brocha“, muy posiblemente aprovecharía esta instantánea u otras de su serie (siempre intento varios disparos de cada tema, para escoger en frío cuando ya me resulte conveniente, o disponga de algo de tiempo para ello)

Menos mal que le vi a tiempo, porque con lo despistado y la vez curioso que suelo comportarme, puede que hubiera llamado a emergencias para que le rescataran…

Un trabajo de altura


Trabajador desempeñando sus labores al tope de un poste de hormigón
Trabajador desempeñando sus labores al tope de un poste de hormigón

La entrada anterior iba sobre volar. Esta, sobre acercarse al cielo. La primera protagonizada por un parado, la segunda por alguien con la fortuna de tener empleo remunerado en esta España del Paro (porque lo que se dice trabajo, es ciertamente por lo que pasa un parado)

No es la primera vez que comento que desde la ventana o el balcón, prestando atención, pueden conseguirse interesantes instantáneas.  Este es uno de tales casos.

Desde niño me apasionaron los trabajadores que deben escalar postes para cumplir con sus labores, puede que en ello influyera mi vértigo natural. Y en esta ocasión pude captar un sujeto en plena faena, que si la imaginación entra en juego, pareciera estar levitando – siempre que olvidamos la presencia del poste al que se aferra.

De vez en cuando me da por salir a volar ;-)


 Con la diagonal por horizonte, solo por variar un poco ;-)
Con la diagonal por horizonte, solo por variar un poco 😉

Puede que sea de tanto ver el cielo y que nunca deje de gustarme.

O consecuencia de estar varado por esta maldita enfermedad terminal llamada “Paro”, que a tantos millones de españoles aqueja.

El caso es que cuesta quedarse quieto, uno se resiste a que el horizonte siempre sea el mismo, plano y aburrido.

Entonces se sale un rato a perseguir nubes. Despegar no está mal, lo duro suelen ser los aterrizajes.  Pero:  ¿quien me quita el disfrute de la Libertad?

El Ñoquisón del Atlántico Norte


A la izquierda, ejemplar del protagonista de esta entrada; como referencia, a su derecha, una pieza del abundante Ñoqui del Carrefour
A la izquierda, ejemplar del protagonista de esta entrada; como referencia, a su derecha, una pieza del abundante Ñoqui del Carrefour

29 y ñoquis. Para unos pocos privilegiados, el legendario y muy escaso Ñoquisón de las profundidades del Atlántico Norte estará presente en la mesa.
Poco se sabe de sus hábitos, menos aún de sus orígenes: al carecer de algún tipo de esqueleto no se han hallado fósiles; algunas misteriosas huellas y marcas (pocas veces una especie de molde natural) en antiquísimas rocas rescatadas de las profundidades, le son atribuidas, pero no hay nada cierto al respecto.

Todo contribuye a acrecentar su leyenda.  Estudiosos indican su presencia en remotas sagas nórdicas e incluso en la rica tradición oral de Oriente.
Flotas enteras que salieron en su búsqueda no han vuelto a dar noticia de su existencia. Incluso el cómo llega a las mesas de unos pocos, forma parte de las más intrincadas teorías sobre sociedades secretas y no pocos cultos misteriosos.

Si alcanza tu mesa un 29 cualquiera no elucubres demasiado al respecto: sencillamente, degústalo.

Pasa la banda: para la próxima, si no es mucha molestia, una Banda de Rock ¡por favor!


La banda de música municipal, a mediodía, "con su tradicional pasacalles" (sic)
La banda de música municipal, a mediodía, "con su tradicional pasacalles" (sic)

Si, es verano y en toda España es época de fiestas, que van alcanzando su clímax, ya no basta con la alegre charanga vestida de rojo del otro dia (ver entrada anterior en este FotoBlog) ahora hay que mandar a toda la banda municipal al “pasacalles“, ataviados con su predominio de blancos y negros a pleno mediodía, para que se achicharren ¡pobrecitos, les compadezco! yo renunciaría – será por eso que llevan “de escoba” a un policía, ¿para evitar desertores?)

He oido que en el siglo pasado estos paseos de las bandas municipales eran objeto de jolgorios,  jubilosos recibimientos a su paso, que incluían el lanzamiento de flores y serpentinas, y los suspiros de una que otra damisela (siempre hay el cuento de alguna que se fugó con algún músico, no hace falta llegar al “Ligia Elena” de Rubén Blades), pero a decir verdad no he visto que ahora les hagan mucho caso, o sean capaces de encender pasiones por mínimas que resulten. Asi que en un mundo global, multicultural y pleno de fusiòn, me atrevo a soñar con mi propia versión, updated o 2.o si al caso viene, siglo XXI para mayor especificidad, una banda que no deje a nadie indiferente, que de mucho que hablar y reavive las llamas (que digo llamas: ¡incendios colosales1 es lo que pretende la propuesta, aunar lo mejor del siglo pasado y lo que va de este)  Propongo para las fiestas la Superbanda Rockera que ante la imposibilidad de ponerle un nombre que le pueda hacer honor optaré por llamar la NoName Rock Band… la Banda Sin Nombre en nuestro idioma común.

¿Por qué someter a talentosos músicos a los rigores del calor bochornoso del mediodía? Es un total desperdicio, hace daño a tanta calidad, pensemos que la fiesta de verdad siempre es de noche.  Así que, tomad nota, el pasacalles, paseos y pasaavenidas será de ahora en más ¡a medianoche!

Y como en esta propuesta todo debe ser superlativo, nada de mandarlos a pie, pobrecitos, para una superbanda se requiere un supertransporte, pongamos por caso un Scania con plataforma (o dos o tres transportes especiales de la marca, de acuerdo a los instrumentos musicales y equipamientos) sus respectivas unidades generadoras, amplificadores, altavoces, iluminación y efectos especiales (pirotecnia incluída, a fin de cuentas es de noche y ¿qué es una fiesta nocturna sin fuegos artificiales?)  Claro que tiene que primar el buen sonido, nada de exagerar – sabremos que todo está a punto cuando al paso de la Superbanda en sus supertransportes vayan estallando los cristales de todas las ventanas… “We Will Rock You!” nunca tuvo sentido tan literal.

Ahora a lo importante, los músicos, empecemos por lo más sencillo, los teclados:  Rick Wakeman y Jean-Michel Jarré no pueden faltar a una fiesta que se precie – a este úlimo, permítanle llevar cuanto láser y dispositivo de efectos desee y de ser posible, dótenlo de algunos hologramas y media docena de robots de ultisima generación, que sabrá sacarles buen provecho – , Mike Oldfield y Kitaro en lo que les de sus santísimas ganas y muy creativas voluntades. Para las guitarras no debemos escatimar, comencemos con unas manos suaves, digamos Eric Clapton, un toque latino y psicodélico con Carlos Santana, para garantizar el espectáculo y tener un experto en astronomía por si el cielo está despejado, Brian May; y para no dejar  tan solos a este trío de monstruos, par de carismáticos adicionales,  The Edge y Slash. Los bajos no requieren mucho esfuerzo para el casting:  Tony Levin y Sting,  mientras que para la sección de metales ¿por qué complicarse la vida? viene bien la de “Earth, Wind & Fire“. La percusión la tengo muy clara, me basta con las magistrales baterías Neil Peart y Dominic Howard, claro que para asegurar un toque experimental permanente, les acompañaría Stewart Copeland.

Y si es requisito que por delante lleven un hombre de negro, mejor que sean dos histriónicos maestros de ceremonias, Ozzie Osbourne y Roger Daltrey. El rubro de policía por detrás, con tanto ego como talentos desbordados, requiere batallón de notables, que propongo integrar con Starsky & Hutch, los NYPD Blues, el Capitán Furillo y sus mejores efectivos, Marion Cobretti (a) Cobra y John McClane (de paso, que el amiguete Bruce Willis toque la armónica como el bien sabe), Mac Taylor y Horatio Caine.

Y para todos aquellos que defienden a muerte el doblaje al español, no desesperen que aqui va su alternativa castiza: encierren en una jaula repleta de teclados y sintetizadores a Nacho Cano, suban a las plataformas de los supertransportes a los Pignoise, Amaral, el Canto del Loco, los Mojinos Escozios, Barón Rojo (están de gira, ¡Si, los viejos rockeros nunca mueren!), Hombres G, La Unión, Los Secretos, Fito y sus Fitipaldis, Tequila y Celtas Cortos. Para maestros de ceremonia vestidos de negro etiqueta Miguel Ríos y Andrés Calamaro, llevando del brazo al hombre del bombín, Joaquín Sabina.  Y para policías ¿quienes mejores que los Hombres de Paco, El Comisario con lo más granado de sus mujeres y hombres, así como de paso los Hermanos y Detectives con su comisaría en pleno? Y no se olviden a Torrente, indispensable con tanto famosete involucrado.

Que mi primera alineación es la la música lo que el Real Madrid y el Barcelona fusionados al futbol actual y la segunda, españolísima, ya es la Roja de la Furia y el Tiki-Taka con el Marqués del Bosque al frente llevando de la mano a Luis Aragonés (esta última disquisición para comunicarme en términos populares, que sean comprendidos hasta en el más modesto confín rural o urbano de España) Por cierto, Concejales de Festejos y Cultura de cualesquiera Municipios y Concellos: estoy disponible previo acuerdo de honorarios respectivos, esto no es más que una simple y modesta muestra de mis conocimientos y habilidades 😉

Comprar Cámaras Fotográficas y Accesorios en Amazon.es